Icono

Virgen de Vladímir (siglo XII).

Un icono o ícono (griego: εἰκών, romanización: eikōn), que significa literalmente «imagen», es una obra de arte religioso del cristianismo oriental en el que se representa a Jesús, María, los santos, los ángeles, eventos bíblicos, etc.[1][2] El icono es empleado en la oración.[1][2] Durante la oración, el creyente ora en la presencia del icono, pero no le ora al icono.[1] Es venerado (se le respeta, pero no se le adora) por los cristianos ortodoxos.[1]

Generalmente, el icono es una pintura sobre un panel plano, pero también puede ser en relieve y estar hecho de metal, esculpido en piedra, bordado, hecho en papel, mosaico, repujado, etc.

Suele ser una representación gráfica, principalmente un dibujo, esquema ( sencillo ).

La tradición de la pintura de iconos se desarrolló notablemente en el Imperio bizantino, principalmente en la ciudad de Constantinopla.[2] Posteriormente se expandió a otras regiones influenciadas por la Iglesia ortodoxa, tales como Rusia, Rumania, Grecia, etc. En Rusia, el uso y fabricación de iconos entró por el Rus de Kiev, luego de la conversión a la Iglesia ortodoxa de Vladimiro I de Kiev en 988. Los iconos conservados más antiguos, son de los siglos VI y VII, se encuentran casi todos en el Monasterio de Santa Catalina del Monte Sinaí.[2]

En la tradición de la Iglesia ortodoxa, existen reportes de iconos que exudan mirra o que son milagrosos. Según la doctrina ortodoxa, se entiende que los milagros son ejecutados por Dios a través de los iconos; no que los iconos tengan por sí mismos propiedades mágicas.

Véase también

Referencias

  1. 1 2 3 4 «The Icon FAQ» (en inglés). orthodoxinfo.com. Consultado el 13 de septiembre de 2014.
  2. 1 2 3 4 «Icono». Enciclopedia Católica. Consultado el 13 de septiembre de 2014.

Enlaces externos

This article is issued from Wikipedia - version of the Thursday, December 31, 2015. The text is available under the Creative Commons Attribution/Share Alike but additional terms may apply for the media files.