Iglesias bautistas

Iglesias Bautistas

Primera Iglesia Bautista de Ottawa, Canadá.
Deidad o deidades principales Dios
Ramas Bautistas Reformados
Tipo Cristianismo
Número de seguidores estimado Más de 100 millones de bautistas en todo el mundo
Seguidores conocidos como Cristianos
Bautistas
Escrituras sagradas Biblia
País con mayor cantidad de seguidores Estados Unidos
Más de 16 millones de miembros
Organización internacional Alianza Mundial Bautista
Convención Bautista del Sur de los Estados Unidos
Templos Iglesias
Clero Pastor
Diácono
Religiones relacionadas Cristianismo
Bautistas Reformados
[editar datos en Wikidata]

Las iglesias bautistas o baptistas son un grupo de iglesias cristianas evangélicas, vinculadas por unas creencias y organización eclesiástica comunes, cuya doctrina distintiva es considerar que el bautismo debe realizarse solamente a las personas que han recibido a Jesucristo como su salvador personal (el ser niño no es un impedimento Hechos 8:37), y que hay que hacerlo por inmersión en agua (en vez de por afusión o aspersión). En sus comienzos como denominación fueron perseguidos tanto por católicos como por otras Iglesias protestantes.

Según cifras de Pew Research Center en 2011, el movimiento cuenta con 72 millones de creyentes. La asociación bautista más grande es la Convención Bautista del Sur, con más de 16 millones de miembros en sus iglesias asociadas.[1]

Los bautistas enfatizan la necesidad de una fe personal y genuina en Jesucristo para obtener la salvación, ponen especial énfasis en el principio de la salvación sólo por gracia por medio de la fe (aunque consideran que la creencia auténtica conlleva un compromiso inherente con las buenas obras, que es una consecuencia y no la causa de la salvación) y en la gracia divina para alcanzar la salvación. Además, hacen hincapié en la entrega personal del fiel a Cristo y en su aceptación como Señor y Salvador del creyente.

Con estos requisitos, se considera necesario para ingresar a la Iglesia (como paso de obediencia y no como requisito para obtener la salvación) el bautismo del creyente adulto, por inmersión completa en agua. El bautismo es precedido por una profesión pública de fe en Jesucristo como Señor y Salvador.

Los bautistas reconocen dos oficios ministeriales: pastores y diáconos.

Las iglesias bautistas son consideradas como Iglesias protestantes, aunque algunos bautistas repudien esta identidad.[2]

Diversos desde sus inicios, los que se identifican como bautistas difieren mucho en sus creencias y forma de adoración a Dios, así como en sus actitudes hacia los demás cristianos y su comprensión de lo que es importante en el seguimiento de Cristo.[3]

Cuarta Iglesia Bautista “Bethel” de Santiago de Cuba, Cuba.

Orígenes

El historiador Bruce Gourley esboza cuatro opiniones principales sobre los orígenes bautistas: El moderno consenso de los expertos de que el movimiento tiene su origen en el siglo XVII a través de los separatistas ingleses, la visión de que fue una consecuencia de la tradición anabaptista, la visión de perpetuidad que asume que la fe y la práctica bautista han existido desde los tiempos de Cristo, y la visión sucesionista, o “sucesionismo bautista”, que sostiene que las iglesias bautistas existieron realmente en una cadena ininterrumpida desde la época de Cristo.[4][5]

Origen del nombre

El nombre bautista ' se originó con intenciones despectivas por parte de los detractores. Posiblemente se usó este término por primera vez en el idioma alemán (Taufer, 'bautista') en el siglo XVI, para desacreditar al movimiento que se oponía al bautismo infantil (pues los bautistas argumentaban que en la Biblia nunca fue bautizado ningún infante, sino solo aquellos que, después de haber creído el Evangelio de Jesús, profesaban la fe de Cristo). En el siglo XVII este nombre se usó en el idioma inglés en Gran Bretaña.

En el diccionario de la Real Academia Española (DRAE) se utiliza un término para referirse a esta rama del protestantismo: baptismo. Este vocablo es usado en España, mientras que en América simplemente se les denomina bautistas. Se puede ver la distinción que se hace en España de “baptismo”, refiriéndose a la doctrina protestante; y “bautismo”, refiriéndose al sacramento.[6] En América se utiliza “bautismo” para referirse a ambas definiciones.[7]

Organización

El sistema de organización y gobierno de todas las iglesias bautistas es congregacional, lo que otorga autonomía a las iglesias bautistas locales, dirigidas por pastores formados en seminarios propios de esta denominación, elegidos libre y democráticamente en sus asambleas locales, sin necesidad de una ordenación, pues la autoridad reside en la iglesia, no en el pastor. Las iglesias frecuentemente se asocian en organizaciones, asociaciones y convenciones. A su vez, muchas organizaciones nacionales forman parte de la Alianza Mundial Bautista. En realidad, los bautistas consideran a la Iglesia de Cristo como la esposa invisible de Dios, compuesta por los verdaderos creyentes de cualquier denominación de todo el mundo, que solamente Dios conoce y trata, aunque en algunas iglesias no se admite a la comunión (Santa Cena) a miembros de otra denominación cristiana.[8]

Principios sustentados

  1. No es un sacramento con poder salvífico.
  2. Debe ser para creyentes en plena comunión con Cristo y su iglesia.
  3. No creen en la:

El reformador suizo Ulrico Zuinglio dijo: “Nosotros nos identificamos con la cena simbólica del Señor”. Ulrico Zuinglio no aceptaba las teorías anteriores, creía que el vino y el pan eran sencillamente símbolos del cuerpo de Cristo partido, y la sangre derramada del Señor por nuestros pecados. Esta cena es una ordenanza conmemorativa para recordar la muerte de Cristo hasta su venida. Los bautistas creen que Zuinglio está en lo cierto y está respaldada bíblicamente. (Mateo 26:17-29; I Corintios 11:23-26).

Bautismo del creyente

El bautismo del creyente es una ordenanza que se lleva a cabo solo después de que el que se bautiza haya profesado que Jesucristo es el Señor y Salvador y haya manifestado la intención de un claro cambio de vida. El bautismo es el símbolo de la purificación de los pecados del bautizado (de que ha sido hecho partícipe de la muerte y resurrección de Jesucristo). Las confesiones de fe bautistas entienden el bautismo como una expresión externa del cambio interno que ya se ha efectuado. Los bautistas enfatizan el bautismo por inmersión completa. Lo imparte el pastor de la congregación, o cualquier otra persona autorizada por la congregación. Este medio de bautismo también es una representación de la muerte, la sepultura y la resurrección de Jesucristo (Gálatas 2:20). El bautismo también se considera la identificación pública de la persona como cristiano y como miembro de esa iglesia en particular y con mucha frecuencia se requiere como criterio al asociarse como miembro con derecho a voto con iglesias bautistas.[10]

Los bautistas rechazan la práctica de bautizar a un recién nacido porque creen que un padre no puede tomar esa decisión de obediencia en lugar de su hijo, sino que lo tiene que hacer él mismo a partir de su uso de razón. Solo una persona en edad de responsabilidad es elegible para el bautismo. Esta no es una edad específica, sino la edad en que la persona se considera arrepentida de sus pecados y decide entregar su vida a Cristo.

Creencias que varían entre los bautistas

Debido a que no hay una autoridad jerárquica y cada iglesia bautista es autónoma, no hay una serie oficial de creencias teológicas bautistas. Los bautistas poseen diferentes visiones, ramas y grupos. Aunque están de acuerdo en numerosas opiniones, sus diferencias son suficientes para separarles. A pesar de algunas doctrinas y prácticas comunes que caracterizan a la mayor parte de los bautistas, hay muchas creencias y prácticas que varían de una iglesia a otra y entre asociaciones. Algunos temas doctrinales en los que hay mayores diferencias entre los bautistas se encuentra la escatología, el calvinismo y el arminianismo, la doctrina de la separación del mundo y si asociarse o no con los que están “en el mundo”, la glosolalia, cómo debe ser interpretada la Biblia (hermenéutica), la medida en la que las juntas misioneras deben ser utilizadas para apoyar a los misioneros, la medida en la que los que no son miembros pueden participar en los servicios de la Cena del Señor, qué traducción de la Biblia debe utilizarse en el púlpito y en las clases bíblicas, la naturaleza misma del Evangelio, el papel de la mujer en el matrimonio, y la ordenación de mujeres como diáconos o pastoras.

Algunos de los grupos bautistas más pequeños son devotos de algunas prácticas o doctrinas tradicionales peculiares. Algunos bautistas primitivos practican la imposición de manos después del bautismo así como el lavado de pies, así como hacen algunos freewill baptists (bautistas del libre albedrío). Los Bautistas del Séptimo Día,[11] al igual que la Iglesia Adventista del Séptimo Día, insisten en que la adoración bíblica debe ser llevada a cabo el tradicional shabat (sábado), en vez de en domingo. Los landmarkistas mantienen una comunión estrictamente cerrada donde sólo los miembros de la iglesia pueden participar en la Cena del Señor.

Miembros

Estadísticas

Iglesia bautista en Bogotá, Colombia.

En 2011, el movimiento tiene 72 millones de personas. [12] · [13] En la actualidad, unos 36 millones de bautistas pertenecen a iglesias que cooperan con la Alianza Bautista Mundial.[14] Muchos grupos bautistas, incluida la Convención Bautista del Sur (región sureña de Estados Unidos) y la Baptist Bible Fellowship no cooperan con la Alianza. Su número puede sumar un total de 100 millones de adherentes repartidos en 211 denominaciones, haciendo de los bautistas la mayor denominación evangélica del mundo.[4]

Además de en Estados Unidos, Canadá y Europa, hay grandes congregaciones de bautistas en Asia, África y Latinoamérica, así como en la India (2,4 millones), Nigeria (2,5 millones), la República Democrática del Congo (1,9 millones) y Brasil (1,7 millones).[14]

En países como China hay un número indeterminado de bautistas “ocultos” y no alineados con la iglesia oficial impuesta por el partido comunista.[15]

Bautistas fundamentalistas

Actualmente la corriente “fundamentalista” (no confundir el término teológico con el uso que de esta expresión se hace recientemente) es considerada la más influyente y de mayor crecimiento en Estados Unidos de América, Cuba y otros países con fuerte presencia bautista. No es una denominación como tal dentro de las iglesias bautistas, sino una reacción conservadora al modernismo y a la relajación de las costumbres dentro y fuera de la iglesia.

Los fundamentalistas se distinguen por su conservadurismo en cuestiones políticas, sociales (rechazo de la práctica del aborto, la homosexualidad, el divorcio, etc.) y religiosas (practican la llamada “separación bíblica”, rechazando la unión o el ecumenismo con otras iglesias que no esté basado en la fidelidad a las Escrituras).

Según la definición dada en el Congreso Mundial de Fundamentalistas de principios de 1920, un fundamentalista es un creyente “nacido de nuevo” en el Señor Jesucristo que:

Recientemente, debido al mal uso que los medios han dado al término “fundamentalismo” (de cuño cristiano conservador) los bautistas fundamentalistas han comenzado a llamarse a sí mismos: “conservadores”, “fundamentales” o “Iglesias Bíblicas”.

Véase también

Notas y referencias

  1. Baptist. 2010. Encyclopædia Britannica Online.
  2. Buescher, John. Baptist Origins. Teachinghistory.org. Retrieved 23 September 2011.
  3. Shurden, Walter (2001). «Turning Points in Baptist History». Macon, GA: The Center for Baptist Studies, Mercer University. Consultado el 16 de enero de 2010.
  4. 1 2
  5. Gourley, Bruce. A Very Brief Introduction to Baptist History, Then and Now. The Baptist Observer.
  6. De baptista deriva el sustantivo baptismo, nombre que se da en España a la doctrina protestante antes descrita. En el uso actual no deben confundirse baptismo y bautismo, palabra esta última que designa el primero de los sacramentos cristianos.
  7. Además, en el español de América significa también, como adjetivo, ‘de la doctrina religiosa protestante que sostiene que el bautismo solo deben recibirlo los adultos’.
  8. Es doctrina aceptada por la mayoría de los bautistas que la Santa Cena debe estar restringida solo a creyentes bautizados de forma bíblica.
  9. La Iglesia local tiene el derecho absoluto de autogobierno, libre de toda intervención jerárquica, porque la única autoridad es Cristo por medio del Espíritu Santo.
  10. Regeneración antes que ser miembro de la iglesia. Sin esa regeneración, ninguno está capacitado para ser miembro de la Iglesia de Jesucristo. La iglesia es para aquellos que han nacido otra vez por la operación del Espíritu de Dios.
  11. «Enlace página Wikipedia en inglés». Texto « Seventh Day Baptists » ignorado (ayuda)
  12. Pew Research Center, Tradiciones cristianas 19 de diciembre de 2011, EE.UU.
  13. Pew Research Center, Movimientos y denominaciones cristianas, 19 de diciembre de 2011, EE.UU.
  14. 1 2
  15. Misioneros bautistas estiman que miles de chinos se convierten en cristianos cada día.

Enlaces externos

This article is issued from Wikipedia - version of the Sunday, January 10, 2016. The text is available under the Creative Commons Attribution/Share Alike but additional terms may apply for the media files.