Nix

La Nuit de William-Adolphe Bouguereau (1883).

En la mitología griega, Nix,[1] Nyx[2][3] o simplemente Noche[4] (en griego antiguo, Νύξ) era la diosa primordial de la noche. También es llamada Nicte,[5] y en los textos romanos que tratan este tema griego, su nombre se traduce como Nox.[6]

Etimología

Noche (del latín nox; ctis)[7] o bien Nyx griego antiguo: Νύξ[8], romanización: Nýx, pronunciación: clásica: [nʉ́kʰs], Koiné: [nykʰs], bizantina: [nyks], literalmente: «Noche»

Nix según Hesíodo

En la Teogonía de Hesíodo, la Noche nació del Caos. Su descendencia es mucha, y reveladora. Con su hermano Érebo (Oscuridad), la Noche concibió a Éter (Puro brillo, Luminosidad) y Hemera (Día). Más tarde, por sí misma y sin intervención masculina, Nix engendró a Moros (Destino), Ker (Perdición), Tánatos (Muerte), Hipnos (Sueño), Geras (Vejez), Ezis (Dolor), Apate (Engaño), Némesis (Castigo merecido), Eris (Discordia), Filotes (Amistad, Ternura), Momo (Burla), las Hespérides (Hijas de la Tarde), los Oniros (los Sueños), las Keres (Espíritus de la destrucción y muerte) y las Moiras (Hados), correspondiéndose estas dos últimas con Ker y Moros respectivamente.[9]

En su descripción del Tártaro, Hesíodo añade que Hemera, quien ahora es hermana de la Noche en vez de su hija, abandonaba el Tártaro justo cuando Nyx entraba en él; cuando Hemera volvía, Nyx se marchaba. Esto asemeja el retrato de Ratri (‘noche’) en el Rig-veda (el texto más antiguo de la India, de mediados del II milenio a. C.), donde ésta trabaja en estrecha colaboración pero también en tensión con su hermana Usha (‘amanecer’).

Nix según Homero

En el Libro 14 de la Ilíada de Homero hay una interesante cita de Hipnos, el dios menor del sueño, en la que recuerda a Hera un antiguo favor después de que ésta le pida que haga dormir a Zeus. Hipnos hizo dormir anteriormente a Zeus una vez a instancias de Hera, lo que le permitió causar grandes infortunios a Heracles (quien regresaba por mar de la Troya de Laomedonte). Zeus montó en cólera y habría arrojado a Hipnos al mar si éste no hubiera huido asustado hasta Nix, su madre. Hipnos sigue diciendo que Zeus, temiendo enfadar a Nix, contuvo su furia y de esta forma Hipnos logró escapar.

Nix en la poesía órfica

La Noche adquirió un papel incluso más importante en varios poemas fragmentarios atribuidos a Orfeo. En ellos, la Noche el principio fundamental junto con su padre Caos. La Noche ocupaba una cueva o adyton, donde da oráculos. Urano —que está encadenado dentro, dormido y borracho de miel— sueña y profetiza. Fuera de la cueva, Adrastea tañe címbalos y golpea su tympanon, moviendo el universo entero en una eufórica danza al ritmo del canto de Nix.

Otros textos griegos

La Noche también es primer principio en el coro de apertura de Las aves de Aristófanes, que puede ser de inspiración órfica. Aquí también es la madre de Eros. En otros textos puede ser también la madre de Caronte y Ptono con Érebo.

El tema de la cueva u hogar de la Noche, allende el océano (como en Hesíodo) o en algún lugar al borde del cosmos (como en el orfismo) puede haber tenido su eco en el poema filosófico de Parménides. El investigador clásico Walter Burkert ha especulado que la casa de la diosa a la que el filósofo fue transportado es el palacio de la Noche. Esta hipótesis, sin embargo, debe tomarse con cautela.

Cultos de la Noche

Nix representada en los Salmos de París (siglo X).

En Grecia, la Noche rara vez es destinataria de cultos. De acuerdo con Pausanias,[10] tenía un oráculo en la acrópolis de Megara.

Más frecuentemente, Nix merodea en el fondo de otros cultos. Por eso había una estatua llamada Noche en el templo de Artemisa en Éfeso. Los espartanos rendían culto al Sueño y a la Muerte, concebidos como gemelos:[11] sin duda la Noche era su madre. Títulos de culto compuestos por la partícula nix- eran otorgados a varios dioses, notablemente a Dioniso Nyktelios (‘nocturno’)[12] y Afrodita Philopannyx (‘la que ama la noche entera’).[13]

Véase también

Notas y referencias

  1. Término como Nix:
    • Pierre Grimal (2008). Diccionario de la mitologia griega y romana. España: Editorial Paidós. p. 383. ISBN 9788449322112.
    • Jenny March (2008). Diccionario de mitología clásica. España: Editorial Critica. p. 324. ISBN 9788474236934.
    • Germán Flores (2005). Breve diccionario de mitología grecolatina. Colombia: Editorial CEC. p. 155. ISBN 9789803881771.
    • Eric M. Moormann; Wilfried Uitterhoeve (1997). De Acteón a Zeus. España: Ediciones AKAL. p. 192. ISBN 9788446006763.
  2. Algunos autores, para evitar confusión, prefieren la grafía Nyx frente a Nix ya que esta última significa 'nieve' en latín como se aclara en la siguiente referencia:
    • Miguel Ángel Elvira Barba (2008). Arte y mito: manual de iconografía clásica. Silex Ediciones. p. 196. ISBN 9788477371960.
    El wikcionario también define a Nix como palabra latina de nieve:
    • Nix (nieve) en el wikcionario
  3. Término como Nyx:
    • José Carlos Bermejo Barrera; Francisco Javier González García; Susana Reboreda Morillo (1996). Los orígenes de la mitología griega. Ediciones AKAL. pp. 47–8, 58, 117. ISBN 9788446005803.
    • Giuseppina Sechi Mestica (1998). Diccionario de mitología universal. Ediciones AKAL. p. 194. ISBN 9788446002185.
    • Hans Biedermann (1993). Diccionario de símbolos. Editorial Paidós. pp. 321–2, 336–7. ISBN 9788475099552.
  4. Varios autores prefieren utilizar el nombre directamente con su significado español (Noche):
    • Natale Conti; Rosa María Iglesias; Universidad de Murcia (1988). Mitología. EDITUM. p. 189. ISBN 9788483715994. Parámetro desconocido |enlaceauto2= ignorado (ayuda)
    • Carlos García Gual (2003). Diccionario de mitos. España: Siglo XXI de España Editores. p. 139. ISBN 9788432311277.
    • Rafael Fontán Barreiro (1998). Diccionario de la mitología mundial (6º edición). España: EDAF. p. 263. ISBN 9788441403970.
    • Geoffrey Stephen Kirk (2006). El mito. Editorial Paidós. p. 288. ISBN 9788449319280.
    • Robert Graves (2007). Los mitos griegos. Editorial Ariel. p. 10. ISBN 9788434453111.
    • Alberto Bernabé Pajares; Francesc Casadesús (2008). Orfeo y la tradición órfica: un reencuentro, Volumen 1. Ediciones AKAL. p. 282. ISBN 9788446018964.
  5. Término como Nicte:
    • Nadia Julien (2003). Enciclopedia de los mitos. American Bar Association. p. 290. ISBN 9788479276744.
    • Guillermo Sánchez Medina (2006). Identidad sexual. Academia Nacional De Medicina. p. 50. ISBN 9789589766873.
    • José Lezama Lima (1998). Archivo de José Lezama Lima: miscelánea. Editorial Centro de Estudios Ramón Areces. p. 332. ISBN 9788480042789.
  6. Otros autores optan por la forma latina Nox:
    • Pedro Calderón de la Barca (1967). Dramas de honor, Volumen 142. Universidad de Virginia: Espasa-Calpe. p. 40.
    • Marqués de Santillana (1984). Prohemios y cartas literarías. Universidad de Michigan: Nacional, Editora. p. 135.
    • Francisco de Paula Mellado (1848). Diccionario universal de historia y de geografia. Universidad de California: Mellado. p. 372.
    • Virgilio v.721.
  7. Real Academia Española (2014), «noche», Diccionario de la lengua española (23.ª edición), Madrid: Espasa, http://dle.rae.es/?w=noche&o=h, consultado el 16 de abril de 2012.
  8. Georg Autenrieth, «Νύξ (Nix)» (en inglés), A Homeric Dictionary, http://www.perseus.tufts.edu/hopper/text?doc=nu%2Fc&fromdoc=Perseus%3Atext%3A1999.04.0073, consultado el 16 de abril de 2012
  9. Hard, 2003 p.25
  10. Pausanias i.40.1.
  11. Pausanias iii.18.1.
  12. Pausanias i.40.6.
  13. Himno órfico 55.

Fuentes

Enlaces externos

This article is issued from Wikipedia - version of the Thursday, January 21, 2016. The text is available under the Creative Commons Attribution/Share Alike but additional terms may apply for the media files.