Pretor

Tumba de Lucio Cornelio Escipión Barbado, un ejemplo de pretor que rigió Roma en 298 a. C., con Cn. Fulvio Máximo Centumalo.

Un pretor[1] (del latín prætor) era un magistrado romano cuya jerarquía se alineaba inmediatamente por debajo de la de cónsul. Su función principal era la de administrar justicia en la fase in iure, conceder interdictos, restitutiones in integrum y otras funciones judiciales, además estaba dotado del ius edicendi. Este cargo, llamado pretura, fue creado en el año 366 a. C. Desde su creación hasta el año 241 a. C. solo existió uno en Roma, encargado de la organización de los procesos, con posterioridad se creó otro para proteger a los peregrinos. Su número fue creciendo a la par que Roma iba conquistando nuevos territorios, pero a pesar del número de pretores, esta magistratura no estaba colegiada, ya que no todos tenían las mismas competencias y estas eran sorteadas. Estaban investidos de Imperium e ius auspiciorum maius.

En los primeros tiempos de la República romana, el término prætor servía para designar a los cónsules, porque estaban colocados al frente de los ejércitos. Pero en el año 366 a. C. se creó en Roma con el título particular de pretor, una nueva magistratura, cuya función consistía en administrar justicia.[2] Los plebeyos no llegaron a la pretura sino hasta 337 a. C.[3]

Véase también

Notas y referencias

  1. Lafon, Mary (1 de enero de 1857). Roma antigua y moderna: su origen, historia, gobierno, legislacion, costumbres é instituciones políticas, civiles y religiosas. Libr. Española. Consultado el 12 de noviembre de 2015.
  2. Tito Livio 6.42, 7.1
  3. Tito Livio 8.12
This article is issued from Wikipedia - version of the Friday, December 04, 2015. The text is available under the Creative Commons Attribution/Share Alike but additional terms may apply for the media files.